domingo, 23 de diciembre de 2012

Jesús, el dulce, viene

Frederick Goodall, (1822 - 1904): Él ya sabía que es Hijo del Padre

Jesús, el dulce, viene…
Las noches huelen a romero…
¡Oh, qué pureza tiene
la luna en el sendero!

Palacios, catedrales,
tienden la luz de sus cristales
insomnes en la sombra dura y fría…
Mas la celeste melodía
suena fuera…
Celeste primavera
que la nieve, al pasar, blanda, deshace,
y deja atrás eterna calma…

¡Señor del cielo, nace
esta vez en mi alma!

Juan Ramón Jiménez

12 comentarios:

  1. ¡Maravilloso! Este poema lo elegí para un mural que hicimos en clase ¡es precioso!

    ¡¡¡Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermoso poema. Te envío mis mejores deseos en estas entrañables fiestas.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias, Eva. Feliz Navidad también para ti.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Son tan tiernos los versos de Juan Ramón Jiménez como el cuadro de Goodall. Qué maravilla. ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz Navidad, dlt.
      ¡Muchísimas gracias!

      Eliminar
  3. Preciosa estampa y exquisito poema; un acierto en la elección. Enhorabuena y feliz Navidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Antonio.
      ¡Feliz Navidad!

      Eliminar
  4. Como mañana no sé si podré venir, paso a desearte Feliz Nochebuena y ¡Feliz Navidad!

    Muchas gracias, porque este blog es toda una obra de arte.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Muchas gracias, Zambullida.
      ¡Feliz y santa Navidad!

      Eliminar
  6. Si, estas "noches huelen a romero..."
    ¡Muchas felicidades en Nochebuena y Navidad, junto a los tuyos!

    ResponderEliminar