jueves, 4 de abril de 2013

Emma Florence Harrison

Emma Florence Harrison: El viento

Emma Florence Harrison (1877–1955), fue una ilustradora inglesa de cuentos infantiles y libros de poemas. Trabajó para la Real Academia de Londres y permaneció activa como pintora e ilustradora hasta 1925.

10 comentarios:

  1. Yo no había nacido cuando Emma Florence Harrison dejó de diseñar, pero estoy segura de que hubiera disfrutado con sus dibujos, si los hubiera conocido en mi niñez.
    Mucho tiempo sin pasar por aquí. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es una alegría volver a verte por aquí, Begoña.

      Estoy segura de que a mí también me hubiese gustado leer cuentos ilustrado por esta artista.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Unas imágenes muy dulces las que realizaba esta ilustradora. Gracias por traérnosla; los ilustradores de libros siempre son los grandes desconocidos del arte.

    Un saludo y nos leemos,

    Allegra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta esta ilustradora. Sus dibujos han adornado muchas veces mi blog. Me alegra que le dediques esta entrada bien merecida.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Llevas razón, Allegra, hay ilustradores fantástico que aquí son desconocidos. Falta tradición ilustradora en España.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Eva Ferrer, me alegro de que te guste y qu también la hayas usado para tu blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Otra maravillosa ilustradora que nos hace soñar con un mundo imaginario
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu vistia, Princesa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Me encanta la obra de Emma Florence Harrison!
    En Inglaterra hay una tradición de ilustradores que han dado mucha fuerza a un arte tan especial, pero que en ocasiones se considera menor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una pena que se considere un arte menor. También pasa en España, cuando hay ilustradores estupendos.
      Un abrazo, Clarissa.

      Eliminar