miércoles, 12 de septiembre de 2012

Enigma

Eres un enigma que no tiene clave.
Te distingues de todas las mujeres,
nadie puede saber si odias o quieres,
sobre tu pecho hay que escribir: ¡quién sabe!

Tienes algo de fiera y algo de ave,
un día besas y otro día hieres.
¿Qué ambicionas?, ¿qué esperas?, ¿qué prefieres?

¡Tanto misterio en la razón no cabe!
Yo quisiera olvidarte y no te olvido;
desearía con ansia aborrecerte,
y nunca a nadie como a ti he querido.

Gozo al mirarte y no quisiera verte
¡Eres, mujer, mi fruto prohibido!
¡Me das la vida y a la vez la muerte!


Eugéne Amaury Duval, (1898-1885): "Madame de Loynes", (1862). Musée d'Orsay.

Edward Elgar: Enigma Variaciones, Op.36. Variación nº 9, Nimrod:


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias, polizón; que no naúfrago (espero).

      Eliminar
  2. ¡¡¡Muchas gracias!!!, no conocía a este poeta y me ha encantado.
    La pintura y el vídeo son perfectos para acompañar al poema, preciosos.
    ¡¡¡Qué gusto da entrar en tu blog!!!, lleno de belleza.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu amabilidad siempre.
      Besos.

      Eliminar
  3. Qué enigmática mujer madame de Loynes, merecedora del precioso poema de Barreto. He quedado hechizado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la imagen es "hechizante".
      Un abrazo también para ti.

      Eliminar