lunes, 22 de octubre de 2012

¡Es el Oriente, y Julieta, el sol!



¡Silencio!

¿Qué resplandor se abre paso a través de aquella ventana?
¡Es el Oriente, y Julieta, el sol!
¡Surge, esplendente sol, y mata a la envidiosa luna,
lánguida y pálida de sentimiento porque tú,
su doncella, la has aventajado en hermosura!
¡No la sirvas, que es envidiosa!
Su tocado de vestal es enfermizo y amarillento,
y no son sino bufones los que lo usan,
¡Deséchalo! ¡Es mi vida, es mi amor el que aparece!
Habla… más nada se escucha; pero, ¿qué importa?
¡Hablan sus ojos; les responderé!
Soy demasiado atrevido. No es a mí a quien habla.
Dos de las más resplandecientes estrellas de todo el cielo,
teniendo algún quehacer, ruegan a sus ojos
que brillen en sus esferas hasta su retorno.
¿Y si los ojos de ella estuvieran en el firmamento
y las estrellas en su rostro?
¡El fulgor de sus mejillas avergonzaría a esos astros,
como la luz del día a la de una lámpara!
¡Sus ojos lanzarían desde la bóveda celestial
unos rayos tan claros a través de la región etérea,
que cantarían las aves creyendo llegada la aurora!
¡Mirad cómo apoya en su mano la mejilla!
¡Oh! ¡Mirad cómo apoya en su mano la mejilla!
¡Oh! ¡Quién fuera guante de esa mano
para poder tocar esa mejilla!

Romeo y Julieta, 1597.

William Shakespeare, 1564- 1616.

William Powell Frith, (1819-1909): Giulietta.


8 comentarios:

  1. Que bonito por favor!!
    Me lo lei dos veces
    Gracias Ars Vitae

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Atticus. Sí que es bonito.
      Saludos.

      Eliminar
  2. La historia de Romeo y Julieta se embellece por su trágico final.
    Me encanta Romeo y Julieta, me gusta que lo reescriban, que le pongan música, que lo plasmen en un cuadro o que lo lleven al cine... es precioso amor.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta vez difiero de ti, Clo. No me gusta el final de la historia. Y no creo que el suicidio embellezca nada. Ni siquiera cuando se le llama, equivocadamente, "por amor". El amor da vida, es fuente de libertad, y si acaba en muerte, algo falla.
      Me gusta este texto de Sakhespeare, porque encanta como escribía, pero no me gustan las tragedias. De hecho, nunca la he visto en el cine.

      La música del Ballet Romeo y Julieta se Tachaikovsky sí que me parece apasionante.

      Gracias por tu visita. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Es verdad, ¡qué bonito!, ¿sabes que estoy leyéndola?, son los nuevos "deberes"...cada vez me gusta más...

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi casa también hay alguien leyéndola por "deberes"; y al verlo, decidí hacer esta entrada.
      Te digo como a Clo, que me encanta como escribe Shakespeare.
      Besos.

      Eliminar
  4. Shakespeare sabía escribir sobre el amor, no cabe duda. A mi tampoco me gusta el final porque creo en el valor de la vida, don precioso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí. Y me consta que Clo también apuesta por la vida, y nos da veinte vueltas a todas. Lo sé de buena tinta.
      Gracias pot tu visita, Begoña.
      Un abrazo.

      Eliminar